lunes, 5 de octubre de 2020

Chillida en Madrid


En 1954 se celebra en Madrid la primera exposición dedicada al impar escultor Eduardo Chillida, iniciando así su relación artística con la ciudad de Madrid, año en el que le fue concedida mención honorífica en la exposición Trienal de Artes Decorativas de Milán. 

Eduardo Chillida es uno de los grandes nombres mundiales de la escultura del siglo XX. Nacido en San Sebastián, estudió Arquitectura en Madrid.

Ampliamente reconocido a nivel internacional, y premiado en ciudades como Venecia, Chicago o Nueva York, y con 47 obras repartidas por diferentes ciudades del mundo.

Escultor muy vinculado al arte urbano y a las ciudades, con grandes e importantes referencias urbanas en ciudades del norte de España, como el famoso "Peine del Viento" en San Sebastian o el monumental y metafórico "Elogio del Horizonte" en Gijón, tiene en Madrid una amplia representación, menos conocida tal vez, más íntima, pero de gran impacto igualmente en su entorno urbano, tal y como la obra de este particular escultor fue casi siempre concebida.

En Madrid, a pie de calle o entre la maleza de un parque, o en una plaza junto a un palacio barroco, encontramos su obras de hormigón o acero en constante discusión entre el espacio y la materia, la escala en relación al hombre y su entorno. La escultura trascendiendo de su tosca e inerte materia para crear un entorno urbano, y crear espacio vivo.

Este es el recorrido por las esculturas urbanas de Chillida en Madrid:


La Sirena Varada (Lugar de Encuentros III): Obra de 1972

Cantada por Joaquín Sabina (canción "Yo me bajo en Atocha"), esta pieza pieza es un gran símbolo de Madrid, en ese espectacular lugar, íntimo, moderno, urbano, único que es el Museo de Escultura al Aire Libre de Madrid.


En posición central entre cuatro columnas que soportan el tablero del puente que cruza la Castellana. y soportada por cuatro tensores de acero entubados y anclados a collarines circulares situados bajo los capiteles de las columnas. El resultado es una obra de pesado hormigón blanco de estética brutalista que levita del suelo. 



La Sirena Varada fue  la primera escultura en hormigón de Eduardo Chillida  y fue realizada expresamente para el lugar que ocupa bajo el puente . Según se informa en "MonumentaMadrid" el nombre de la escultura es una alusión a la condición que adquirió a partir de 1973, en que fue retirada sin llegar a colgarse de su emplazamiento supuestamente por razones técnicas que en realidad tenían un trasfondo ideológico. Durante ese tiempo estuvo expuesta en la Fundación Maeght de París y en la Fundación Miró de Barcelona, convirtiéndose en un símbolo de la lucha por la libertad. 



Finalmente, el 2 de Septiembre de 1978,  volvió a su emplazamiento original, donde se puede contemplar actualmente.




Lugar de Encuentros I:  Obra de 1975


En el jardín de entrada de la Fundación Juan March se encuentra esta obra de hormigón que fue realizada  expresamente para este sitio por  Chillida  (previamente ya había realizado en 1972 la escultura Lugar de Encuentros III-La Sirena Varada)

Formada por dos piezas de hormigón exentas y enfrentadas, de caracter brutalista crea diferentes realidades en función de la perspectiva.




Lugar de Encuentros II Obra de 1971, en la Plaza del Rey, frente a la Casa de las Siete Chimeneas.


Eduardo Chillida aprovechó sus conocimientos del acero cortén para trabajar por primera vez con sus piezas abrazaderas en forma de Y que delimitaban un espacio interior, el vacío penetrable; por lo tanto, constituye un precedente de las grandes esculturas de acero posteriores, especialmente el Peine de los Vientos de Gijón.



Está obra fue comprada por el Banco Urquijo para ubicarla  junto a la Casa de las Siete Chimeneas, que pertenecía a esa entidad bancaria.



Agustín Rodríguez Sahagún Obra de 1995, en el parque del mismo nombre, En Valdeacederas (distrito de Tetuán, Madrid).


Homenaje al ex alcalde de Madrid.
En una ladera del parque y sobre un pequeño prado  se emplaza  esta pieza de acero de oxidado.

Se trata de un prisma recto que setorsiona en su parte final en cuatro direcciones diferentes. Según "MonumentaMadrid: 

"Esa expresión de liberación y de metamorfosis de lo geométrico a lo orgánico está en la intención de la escultura y en su interpretación de la naturaleza arbórea, como lo está la perfecta plasticidad del volumen desde cualquier punto de vista"
A las cuatro obras urbanas, podemos añadir en Madrid , las 34 obras de Chillida que atesora el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que pueden verse en este enlace.


Para más información:


-Eduardo Chillida. Artistas Españoles Contemporaneos. L.Figuerola-Ferretti,1971.Dirección General de Bellas Artes. Ministerio de Educación y Ciencia


-Collell Mundet, Guillem (2005). «Elogio del horizonte». Relación entre la obra de José Antonio Fernández Ordóñez y de Eduardo Chillida Juantegui. Tesina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario